british longhair

British Longhair o gato británico de pelo largo

British Longhair o gato británico de pelo largo
INDEX

La British Longhair o gato británico de pelo largo proviene del cruce entre el British Shorthair y el gato persa.

Aunque al principio no se buscaba crear una nueva raza, con el tiempo fue tan apreciada que se crearon asociaciones que la reconocieron como tal.

Físicamente son similares al British Shorthair, pero con pelo semilargo, y su personalidad es independiente, juguetona, cariñosa y calmada.

En cuanto al cuidado, no difieren mucho de otras razas con pelo largo o semilargo. La salud de estos gatos es buena siempre que se les cuide adecuadamente, pero hay que estar atentos a algunas enfermedades a las que son propensos debido a su herencia.

Continúa leyendo para conocer más sobre la raza de gatos British Longhair o gato británico de pelo largo, su origen, características, temperamento, cuidados, salud y dónde adoptar uno.

Origen del gato British Longhair

british longhair

El British Longhair o gato británico de pelo largo, surgió de la cruza entre gatos de la raza British Shorthair, gatos persas y gatos sin pedigree.

Al principio, este cruce, en lugar de crear una nueva raza, tenía como objetivo conservar el pool genético del British Shorthair, que se redujo después de la Primera y Segunda Guerra Mundial, ya que si no se cruzaban con otras razas, podrían desaparecer.

El gen que da el pelo largo al gato británico tiene una herencia recesiva, lo que significa que el British Longhair solo puede aparecer en las generaciones siguientes.

Al principio, los gatos británicos nacidos con pelo largo fueron rechazados, regalados e incluso eutanasiados, ya que se intentaba preservar la raza original de pelo corto.

Más tarde, algunos criadores comenzaron a dedicarse a la cría de gatos británicos de pelo largo, aunque esto generó cierta controversia. Con el tiempo, estos gatos se hicieron cada vez más conocidos, y ya están reconocidos como raza por WCF y TICA, pero no por FIFE.

Características físicas de este gato británico de pelo largo

british longhair

Los British Longhair tienen características físicas similares a sus parientes de pelo corto, excepto por la longitud del pelo.

Miden entre 28 y 30 cm, los machos pueden pesar hasta 8 kg y las hembras entre 4 y 6 kg. Sus principales características son:

  • Cuerpo mediano a grande, musculoso.
  • Pecho y hombros fuertes.
  • Cabeza redonda, ancha, con mandíbula fuerte.
  • Nariz corta, ancha y ligeramente respingona.
  • Orejas pequeñas y redondeadas.
  • Ojos grandes, redondos, del mismo color que el pelaje.
  • Cola que mide aproximadamente ⅔ de la longitud del cuerpo, gruesa y con la punta redondeada.
  • Patas fuertes y redondeadas.
  • Pelaje semilargo, suave, con subpelo.

Colores del British Longhair o gato británico de pelo largo

Existen más de 300 variedades de colores en los British Longhair, pueden ser sólidos, bicolor o tener los siguientes patrones:

  • Atigrado.
  • Punto de color.
  • Carey.
  • Sombra dorada.

Temperamento del British Longhair o gato británico de pelo largo

british longhair

Se caracterizan por tener una personalidad calmada, equilibrada, reservada e independiente. Son cariñosos con quienes los cuidan, pero más independientes y menos afectuosos que otras razas, sin ser ariscos.

Se adaptan muy bien a diferentes tipos de hogares, así como a niños y otras mascotas. Sin embargo, son algo tímidos y desconfiados con los extraños. Son excelentes cazadores y no dudan en perseguir cualquier criatura pequeña en la casa.

Cuidados del British Longhair o gato británico de pelo largo

Los cuidados de un British Longhair no deberían ser muy diferentes a los de cualquier otra raza con pelo semilargo. Deberían incluir las siguientes medidas de higiene, alimentación y prevención:

  • Alimentación equilibrada, completa y en cantidad adecuada según la edad, nivel de actividad, salud y condiciones ambientales.
    • Combinación diaria de alimentos secos con alimentos húmedos para controlar mejor las enfermedades urinarias o dentales.
  • Higiene de los oídos y revisión de estos en busca de signos de infección o parásitos.
  • Higiene dental y control para prevenir el sarro, enfermedades bucales y la gingivostomatitis crónica felina.
  • Desparasitación y vacunación de rutina.
  • Revisiones veterinarias cuando sea necesario y al menos una vez al año a partir de los 7 años.
  • Cepillado del pelo varias veces a la semana, incluso diariamente durante las épocas de muda (primavera y otoño) para evitar la formación de bolas de pelo.
  • Baños cuando sea necesario o en épocas de muda para favorecer la pérdida del pelo muerto y prevenir la ingesta.

Salud del British Longhair o gato británico de pelo largo

Pueden vivir hasta los 18 años si se les cuida y alimenta correctamente, y se les somete a controles regulares y diagnósticos rápidos en caso de cualquier problema de salud.

Aunque son propensos a desarrollar cualquier tipo de enfermedad o infección que afecte a los gatos, el British Longhair parece estar más predispuesto a ciertas enfermedades, como:

  • Sobrepeso y obesidad.
    • El exceso de grasa y peso corporal puede tener consecuencias graves para la salud, como diabetes mellitus, urolitiasis y enfermedades cardíacas.
  • Enfermedad poliquística renal.
    • En los riñones aparecen quistes llenos de líquido que pueden crecer hasta el punto de causar lesiones renales e insuficiencia renal.
  • Cardiomiopatía hipertrófica.
    • La hipertrofia del músculo cardíaco, que limita el espacio para la acumulación de sangre en las cámaras del corazón y puede llevar a la insuficiencia cardíaca.
  • Isoeritrólisis neonatal.
    • Los gatos británicos suelen tener el grupo sanguíneo B, y si se cruzan con un macho A o AB, los gatitos de grupo A o AB que tengan podrían sufrir esta enfermedad y podrían morir debido a una reacción inmunitaria que causa la ruptura de los glóbulos rojos (hemólisis).

Dónde encontrar un British Longhair o gato británico de pelo largo

Aunque esta raza es cada vez más conocida, aún es difícil encontrarla. Sin embargo, al contactar con los refugios locales, a veces pueden ofrecer mejores información sobre dónde encontrar uno. También se pueden buscar asociaciones en internet que rescaten gatos británicos.

Fotografías de British Longhair o gatos británico de pelo largo

british longhair
british longhair
british longhair
british longhair
british longhair
british longhair
british longhair
british longhair
british longhair
Subir